Interpretación de los sueños

La oración especial de Ephraim Sirin "Señor y Señor del vientre": cómo leer

En la ortodoxia, hay oraciones, cuya lectura ocurre en un momento determinado del calendario de la iglesia. Tal es la conocida oración de Ephraim Sirin "Señor y Maestro de mi vientre". Solo en los períodos difíciles de ayuno se pueden escuchar estas palabras en la iglesia. Lo que hay en ellos es que atraen a la gente, entre los cuales había muchas grandes personalidades creativas.

De la historia de la oración de san sirin.

Este texto tiene un significado semántico muy profundo. Se cree que el creador de su antiguo mentor Ephraim Sirin. Vivió en Siria (de donde vino la segunda parte de su nombre) en el 3er c. El mentor de la iglesia se distinguió por una excelente educación, escribió escritos sabios que se leyeron en las iglesias frente a los creyentes. Hubo muchas obras santas creadas por los santos, entre ellas la compilación de oraciones y la interpretación del texto bíblico.

No todo su trabajo de hoy está en ruso, traducido bastante del santo patrimonio. Uno de los lugares centrales en él está ocupado por la poesía espiritual. En el pasado, “Señor y Maestro de mi vientre” inspiró a poetas famosos, fue sobre estas palabras que se escribió un hermoso poema. Estas palabras santas fueron para el genio ruso el despertar y el refuerzo de sus poderes espirituales. Aquí está el poder del arrepentimiento del devoto cristiano Ephraim Sirin.

¿Cuándo y cómo leer una oración?

Este divino texto penitencial apareció en el siglo IV. de la pluma del santo asceta Efraín, el sirio no se lee todo el tiempo. Suena en la Gran Cuaresma y la Navidad durante los servicios religiosos. Esto sucede de acuerdo con un escenario específico, que debe cumplir.

Entonces, leyendo la primera vez, tan pronto como se pronuncie la petición, uno debe inclinarse. Las 3 peticiones se completan con el arco terrenal del adorador. Luego, con un lazo de cinturón, debes susurrar "Dios, límpiame, pecador" (12 veces). Todo el texto de la oración se repite de nuevo. oh mi dios y amo de mi vientre... y termina con un arco de la tierra.

Durante el primer período de ayuno, la oración de arrepentimiento se lleva a cabo en los siguientes días:

  • Miércoles, viernes (semana queso);
  • Holy Chetyrepress (todo el tiempo, excepto fines de semana);
  • Semana de la pasión (los primeros 3 días);
  • El Gran miércoles se lee por última vez al final de la liturgia.

En la segunda publicación especificada se lee en el servicio diario, que no está marcado.

¿Por qué se lee en ayuno la oración penitencial de Ephraim Sirin?

Para responder a esta pregunta, vale la pena familiarizarse con más detalle con el pasado del asceta cristiano. Una vez que este hombre llevó un estilo de vida equivocado y desenfrenado, no se cargó con normas morales. Sucedió que los guardias lo detuvieron en el falso testimonio. Se le acreditó lo que no había cometido: el secuestro de ganado. De hecho, la manada fue destruida por bestias salvajes.

Estando ya en la cárcel, Ephraim se encuentra con un hombre extraño que viene específicamente a él. Tuvo lugar una conversación entre ellos, donde el desconocido indicó que incluso en este caso particular, el prisionero no tenía la culpa, pero aquí está en la justicia. Los justos del futuro recibieron consejos para buscar en su memoria algo que merezca tal castigo. Luego, el prisionero recordó un caso de su vida y un acto vergonzoso, cuando, por diversión, liberó a la vaca del pobre hombre en su hábitat natural, donde los depredadores los alcanzaron. Él mismo no pagó nada entonces, pero el pobre se volvió aún más miserable y su vida se complicó mucho.

El recién llegado prometió que todo saldría bien, y eso es lo que sucedió. Efraín fue liberado, encontrando al verdadero culpable. Desde entonces, las vistas del mundo y el estilo de vida han cambiado. Así fue llamado el pecador de ayer a adorar a través de la Revelación Sobrenatural. En el futuro, el santo siempre mantuvo en sí mismo un sincero arrepentimiento en comunidad con gratitud al Señor. En la oración de Ephraim Sirin, se refleja un carácter tan humilde y arrepentido.

En los días de ayuno, es apropiado leerlo por muchas razones: en este momento el creyente está obligado a prestar especial atención a la vida ya vivida, a los pecados y otras deficiencias existentes. Para su transformación interior, el hombre debe trabajar duro. Él no puede prescindir de la ayuda del Todopoderoso, por lo tanto, están pidiendo perdón a través del texto de St. Syrin.

¿Por qué y cómo leer la penitencia en los días de Adviento?

Según el estatuto, en días separados de la publicación de Rozhdestvensky, un servicio debe organizarse como en Cuaresma:

  1. horas;
  2. la oración de los justos Efraín;
  3. Arcos diferentes.

Pecados de los que salva la oración de Efrem Sirin.

  • Todo lo que está conectado con la pasividad voluntaria: abandono, pereza, falta de propósito, pasatiempo vacío, cinismo.
  • Desaliento, como resultado de la vida ociosa y el descuido, en toda la visión negativa.
  • Lustración, ganas de dominar y subyugar.
  • La decisión de acumular el calor de las manos de otra persona y caminar sobre sus cabezas, a expensas de otros para organizar su bienestar.
  • Celebracion Falta de voluntad para usar el don del discurso dado por Dios para el bien de todos.
  • Condena y burla de los demás.

Medios para tratar con los pecados según los justos Efraín el sirio

Todas estas malas cualidades ayudarán a superar la oración por los siguientes medios:

  • La pureza no solo del cuerpo, sino también del alma. Ayuda a comprender dónde está el verdadero propósito de todos los que viven en la tierra.
  • La humildad es una de las principales virtudes, ayudar a escuchar la voz de Dios y seguir su camino.
  • Paciencia - la capacidad de profundizar en la esencia. Respeto por cualquier creación del Señor.

Lo principal sobre lo que se advierte a un cristiano en una creación tan simple, a primera vista, es conocer y comprender bien sus defectos, una persona también puede ver a otras personas. Sin embargo, uno no puede estar orgulloso de señalarlos.

Conclusión

La gran oración de arrepentimiento de Ephraim Sirin en todos los sentidos es muy útil para cualquier ortodoxo: